miércoles, 4 de enero de 2017

EN EL SECTOR AGROPECUARIO DOMINICANO EL QUESO LO CUIDA EL RATÓN




Por: Ing. Juan M. Chávez, Msc.
El Foro "Experto de Alto Nivel" celebrado en Roma, en el 2009, concluyó textualmente que la agricultura del siglo XXI, a nivel global, se enfrenta a múltiples retos: tiene que producir más alimentos para alimentar a una población creciente, con menor mano de obra, así como más materias primas para un mercado de la bioenergía potencialmente enorme, y ha de contribuir al desarrollo global de los numerosos países en desarrollo dependientes de la agricultura, adoptar métodos de producción más eficaces y sostenibles y adaptarse al cambio climático. Para el 2050, la demanda de cereales en República Dominicana para alimentar a su población se proyecta en alrededor de un 30 % más de lo que hoy  se consume. En la actualidad se ha consensuado que a diferencia de los incrementos de producción pasados, que en general fueron impulsados por la expansión del área de producción, el 70 por ciento del crecimiento futuro de la producción ha de proceder de una mejora de la productividad. Se necesitará un desarrollo incluyente que mejore la productividad de los pequeños agricultores con pocos recursos, y crear al mismo tiempo oportunidades de desarrollo rural más amplias.

Se hace necesario puntualizar  que este necesario incremento de la productividad parte de unos recursos básicos: tierra y agua (en disminución en muchas partes del país), con las limitaciones de un medioambiente cada vez más amenazado por la depredación indiscriminada, además de las incidencias del calentamiento global y el cambio climático. 

El reto es mayor si adherimos el incremento poblacional proyectado para nuestro hermano gemelo: Haití (ver gráfico de proyecciones de población). Esta realidad de alguna forma debemos convertirla en una ventaja para desarrollar nuestro sector agropecuario nacional. La FAO en el 2013 apunta que las políticas encaminadas a aumentar la productividad agrícola y la disponibilidad de alimentos, especialmente cuando van dirigidas a los pequeños agricultores, pueden permitir reducir el hambre incluso allí donde la pobreza es generalizada. Esto, cuando se combina con medidas de protección social, contrato de compra y venta entre instituciones del Estado y las asociaciones y cooperativas rurales, y otros tipos de facilidades que incentiven algún eslabón de la cadena; permite incrementar los ingresos de las familias pobres aumentando la compra de alimentos, lo que puede tener un efecto incluso más positivo y estimular el desarrollo rural, mediante la creación de mercados florecientes y de oportunidades de empleo, haciendo posible un crecimiento económico equitativo.

Aunque las agriculturas del área de El Caribe poseen similitudes, la de República Dominicana es algo especial y probablemente una de las más complejas en la región por la diversidad de cultivos que se manejan desde esta pequeña isla. Sin lugar a dudas, la prioridad debe descansar en aumentar la productividad en aquellos cultivos que forman parte de la lista de la canasta de alimentación local, y así dar prioridad a la seguridad alimentaria de  todas las personas, quienes deben de tener, en todo momento, acceso físico y económico a suficientes alimentos, inocuos y nutritivos, para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos, a fin de llevar una vida activa y sana.

La agricultura de exportación también posee sus limitantes, sin embargo los actores presentan otras características (disponibilidad de créditos y tecnologías) que los hacen menos susceptibles a los cambios necesarios para colocar sus sistemas de producción en  condiciones de mejorar productividad e inocuidad para competir por el mercado global. La diversidad de condiciones en la isla permite diversificar el tipo de cultivo a exportar y el modelo de producción en un área determinada para un mercado con especificaciones particulares.  Un elemento del mundo de las tecnologías que en los últimos 20 años nos ha llenado de esperanza ha sido la panacea del uso de Organismos Genéticamente Modificados para incrementar productividad. Sin embargo, un análisis realizado por The New York Times utilizando los datos de las Naciones Unidas mostró que Estados Unidos y Canadá no obtuvieron ninguna ventaja apreciable en los rendimientos-alimentos por acre- cuando se midieron frente a Europa occidental, región con productores agrícolas comparativamente modernizados como Francia y Alemania. Además, un reciente informe de la Academia Nacional de Ciencias encontró que "había pocas pruebas" de que la introducción de cultivos modificados genéticamente en los Estados Unidos hubiera producido ganancias superiores a las observadas en los cultivos convencionales. 
 
La pregunta parece ser: ¿Con qué herramientas debe trabajarse para incrementar la productividad en la agricultura dominicana?

Como antes señalamos, la agricultura en República Dominicana es todo un sistema productivo  complejo  por la diversidad de sus cultivos. Por lo que, al tiempo de iniciar el diagnostico e interpretarlo,  se puede determinar que hay que inclinarse por corregir elementos propios de las cadenas de valor que son transversales a los sistemas productivos. Después de realizar levantamientos por 3 años en las zonas de producción nacional, el CONIAF (2016) y otras organizaciones, en su Propuesta Para el Desarrollo Integral del Sector Agropecuario, junto a  más de 600 actores del sector, en 18 talleres regionales, se ha identificado algunos factores transversales que afectan considerablemente la productividad de la mayoría de los sistemas productivos. Los hallazgos muestran que hay que trabajar en la definición de políticas públicas del sector agroalimentario: inversión estratégica en infraestructuras para el agua, inocuidad, desconcentración, agro-negocio, agro-procesamiento, investigación, transferencia de tecnológicas y extensión, fortalecimiento institucional en todos los niveles, créditos y recursos humanos. Esas inversiones mejorarían el acceso a los mercados, reducirían las pérdidas posteriores a la cosecha y se ampliaría más la disponibilidad de los insumos necesarios.

Para implementar un plan para mejorar la productividad de nuestros cultivos cadenas, como el presentado por el CONIAF, se requiere echar a un lado el inmediatismo, individualismo y protagonismo que nos caracteriza, y unir esfuerzos para trabajar en la implementación de un  desarrollo sostenible en nuestro sector y sus actores. Este, sin lugar a dudas, es el camino difícil que hoy o mañana tendremos que enfrentar.

Aun después de la firma del DR-CAFTA, la inversión en los elementos transversales que aseguran un incremento de productividad y que tocamos anteriormente (infraestructuras para el agua, inocuidad, desconcentración, agro-negocio, agro-procesamiento, investigación, transferencia de tecnología y extensión, fortalecimiento institucional en todos los niveles, créditos y recursos humanos), siempre se ha replegado a un segundo plano, jugando así el famoso juego de la ruleta rusa a costa de la seguridad y soberanía alimentaria y del futuro de nuestro sector agropecuario.


Lo que si se tiene al día, aceitado, bien organizado y cuidadosamente planificado es el elemento de importaciones de productos agropecuarios, como tercer eje de la agricultura dominicana, y el más importante. Este se ha convertido desde hace un tiempo en el eje más lucrativo para un reducido grupo del sector, que siempre está en posiciones de poder para bloquear la asignación de fondos a instituciones como las que trabajan en el sistema de investigación  y transferencia de tecnología para ayudar al sector productivo a mejorar su productividad. En otras palabras, mientras el Presidente de la República se desgasta físicamente tratando de producir sostenidamente donde nunca se había mencionado la palabra agricultura sostenida, otros se benefician exponencialmente con el hecho de que no se produzca nada.  No se necesita mucha inteligencia para derivar que en el sector agropecuario de la  República Dominicana,  el queso lo cuida el ratón. 

jueves, 22 de diciembre de 2016

GREMIOS AGROPECUARIOS DENUNCIAN CANCELACIONES EN AGRODOSA

En la Mesa Intergremial están presentes (de izquierda a derecha) los ingenieros agrónomos Manuel Velázques (Secretario de Finanzas de ANPA), Danilo Severino (Presidente de ANPA), César Matos (Presidente de ADIA), Héctor Rivera Gil (Presidente Núcleo Ingenieros Agrónomos CODIA), Dr. José Miguel Polanco (Secretario General COLVET), la ingeniero agrónomo Gladis Taveras (Secretaria General ADIA)

Los gremios de profesionales del sector agropecuario denunciaron este martes por medio de una nota de prensa, que el actual Gerente General de la Aseguradora Agropecuaria Dominicana (AGRODOSA), el señor Luis Yangüela Canaán, desde que asumió el cargo ha estado realizando innumerables cancelaciones en perjuicio de los profesionales agropecuarios, a quienes sustituye por allegados y amigos que no disponen de las capacidades mínimas en materia de seguro agropecuario.

El Comité Intergremial Agropecuario comunicó, por medio de su dirección colegiada, que el señor Yangüela con su actitud obsesiva ha cancelado a más de cincuenta empleados, entre profesionales agropecuarios y personal administrativo; y a quienes designa en su lugar les exige el pago de cuotas que van desde un 5% hasta 20% de su salario, para ser depositado en una cuenta a su nombre que posee en el Banco de Reservas, identificada con el terminal No. ***12-9.

Nuestras organizaciones condenan esa práctica (denuncian la ANPA, ADIA y COLVET), que además de afectar nuestros agremiados se convierte en una acción que riñe con el comportamiento ético de cualquier funcionario que maneja fondos públicos; y peor aún, al tratarse de una institución aseguradora que tiene que ver con garantizar la inversión de los productores agropecuarios.

No han valido los esfuerzos que hemos encaminado para que el señor Yangüela obtempere ante las gestiones para que detenga esas prácticas en perjuicio del derecho de nuestros profesionales al ejercicio profesional en AGRODOSA.

Por el contrario, manifiesta una actitud de arrogancia y prepotencia que primero nos condujo, siempre en el interés de una solución dialogada, a solicitarle una explicación de las causas de esas cancelaciones, pues las realiza sin agotar los procedimientos correspondientes. Luego lo hicimos por acto de alguacil sin lograr respuesta alguna, lo que ahora nos obliga a hacerlo por esta vía.

Nos preocupa el destino de AGRODOSA en manos del señor Yangüela, debido a la ineptitud que muestra, el poco tiempo que dedica a la institución y el desprecio que allí impera por lo técnico y lo profesional; pues las demás instancias de dirección son manejadas por personas ajenas al área agropecuaria, sin las capacidades pertinentes para evaluar y tomar decisiones certeras en una aseguradora agropecuaria.

Esto es tan grave que podría vulnerar la confianza ganada por AGRODOSA en las compañías reaseguradoras internacionales SiwssRe de Suiza y HannoverRe de  Alemania y los principales bancos dominicanos,  lo que podría poner en riesgo los recursos económicos destinados al auxilio de los agricultores en caso de siniestros causados por fenómenos naturales, como huracanes, tormentas, inundaciones, sequias prolongadas, tornados, entre otros.

El Comité Intergremial Agropecuario denunció además el maltrato a los profesionales de campo que todavía allí laboran, a quienes le han reducido los viáticos y el pago de alquiler de vehículos que deberían ser destinados para hacer más eficiente sus labores en favor de los productores, mientras que se observa un incremento en estos gastos en la provincia de San Francisco de Macorís, lugar donde reside el señor Yangüela.

Por otra parte, la nota entregada por los gremios a los medios de comunicación señala que el gerente de AGRODOSA no da cumplimiento a la Ley No. 200-04, sobre transparencia y acceso a la información pública, ya que hemos solicitado  acceso a la nómina de la institución y no se nos ha permitido.

La negativa del señor Yanguela Canaán busca encubrir a algunos allegados que devengan altos salarios en nóminas públicas de otras instituciones, violando la Ley 41-08 de función pública.

Los gremios consideraron que todas estas acciones contravienen la política  del  Presidente de la República, quien visita todos los fines de semana los campesinos en procura de que el sector rural dominicano tenga mejor suerte. A la vez destacaron que AGRODOSA es el único ensayo exitoso en materia de aseguramiento de las empresas agrícolas y ganaderas del país, con una experiencia técnica de más de 12 años, período donde se logró extender la cobertura del seguro a los distintos rubros agropecuarios y desarrollar la confianza de los productores.

Finalmente las entidades que aglutinan los profesionales del sector agropecuario en su deber de defender sus afiliados, así como a los productores de todo el sector agropecuario, solicitó al Presidente de la República Lic. Danilo Medina Sánchez, su intervención para que en AGRODOSA se corrijan las anomalías denunciadas y se enrumbe por el camino correcto, para que continúe brindando seguridad y confianza a los productores del sector.

Santo Domingo, D. N.
20 de diciembre 2016

DIRECCIÓN DE PRENSA ANPA, ADIA Y COLVET

sábado, 3 de diciembre de 2016

INDICADORES ECOLÓGICOS

Por: Carlos Manuel García Cartagena, Msc.
Las personas dedicadas a la conservación de la biodiversidad, a menudo necesitan tomar decisiones sobre cuánto, dónde y cuándo invertir los escasos recursos financieros que gestionan.

Por lo general, este tipo de decisiones se basa en la información provista por indicadores[1] que les permiten evaluar los ecosistemas de forma total o parcial para conocer su estado de conservación (1).  

Estos indicadores ecológicos pueden representar diferentes componentes de la diversidad como son composición, estructura y función. También pueden ser de diferente nivel jerárquico; Es decir, puede tratarse de una simple especie o toda una comunidad o paisaje.

A menudo se trabaja con una especie indicadora que no es más que un organismo cuya presencia, ausencia o abundancia refleja una condición ambiental específica[2] que puede ser señal de un cambio en la condición biológica de un ecosistema en particular, y por lo tanto, ser utilizada como un puente para diagnosticar la salud de un ecosistema (2)

Un buen ejemplo podrían ser las ballenas jorobadas que todos los años nos visitan.  Estos animales ayudan a mantener la estabilidad y la salud de los océanos, son importantes en el ciclo de los nutrientes e incluso brindan servicios a la sociedad.

Cuando las ballenas defecan, sus heces aportan nutrientes que estimulan el crecimiento del fitoplancton, base de todas las cadenas alimentarias marinas. (3)  Al morir, sus cuerpos son una de las mayores fuentes de detrito que cae de las capas superiores del océano yal hundirse, proporcionan alimento a más 400 especies diferentes. A veces, los restos también terminan en las playas proporcionando alimento a algunas especies de depredadores terrestres. (3)

Aunque las ballenas jorobadas gozan de protección internacional desde 1967, (4) casi todas las especies de estos mamíferos están en peligro de extinción.  Sus principales amenazas son la caza indiscriminada y las colisiones con barcos. 

La caza implica sacar las ballenas de los océanos y al hacerlo, se altera la cadena trófica de especies más especializadas que dependen de estas para su supervivencia.  Esto constituye una presión que afecta tanto su distribución geográfica, como su éxito reproductivo.

En consecuencia, el declive en la población de ballenas, eventualmente puede condenar a la extinción a una gran cantidad de especies diferentes. Mientras que contar con más ballenas en los océanos resulta muy beneficioso para todo el ecosistema marino.

Otro ejemplo podrían ser los líquenes que pueden ser utilizados como indicador para determinar la contaminación ambiental, la calidad del aire, la estabilidad del suelo y hasta el cambio climático. (1)

Las especies indicadoras son una herramienta útil de gestión, y pueden ayudarnos a: delinear una ecorregión, indicar el estado de una condición ambiental, encontrar un brote de enfermedad, y controlar la contaminación o el cambio climático. En cierto sentido, se podrían utilizar como un “sistema de alerta temprana” para anticiparnos a los cambios y realizar intervenciones efectivas de manera oportuna.

Bibliografía
1. Los conceptos de especies indicadoras, paraguas, banderas y claves: su uso y abuso en ecología de la conservación. Isasi-Catalá, Emiliana. enero de 2011. 0378-1844/11/01/031-08.
2. BIOPEDIA. http://www.biopedia.com. [En línea] 2012. [Citado el: 25 de marzo de 2016.] http://www.biopedia.com/especie-indicadora/.
3. Vos, Asha de. Why you should care about whale poo. TED.
4. RTVE. http://www.rtve.es/. lista-ballenas-mas-amenazadas/336610.shtml. [En línea] RTVE. [Citado el: 25 de marzo de 2016.] http://www.rtve.es/noticias/20100621/lista-ballenas-mas-amenazadas/336610.shtml.



[1] Un indicador es un elemento, proceso o propiedad de un ecosistema a través del cual se puede estudiar o cuantificar, de manera precisa y sencilla los elementos y el funcionamiento del mismo. (1)
[2] Por ejemplo: distribución, abundancia, éxito reproductivo y sensibilidad a perturbación o contaminantes.  También pueden reflejar un conjunto único de cualidades o características ambientales que se encuentran en un lugar específico como un microclima.

viernes, 18 de noviembre de 2016

CONIAF FIRMA CONVENIO DE CAPACITACIÓN CON GREMIOS AGROPECUARIOS


Santo Domingo., 14 noviembre 2016.- Los gremios que aglutinan a los profesionales y técnicos agropecuarios del país reconocieron los aportes que hace el Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CONIAF), para el desarrollo sostenible de ese importante sector de la economía.

Durante la firma de un convenio para capacitar a sus miembros sobre las más modernas tecnologías de producción, los presidentes de los gremios indicaron que con sus programas continuos de educación, el CONIAF ha jugado un papel clave en la innovación  de los procesos y productos para alcanzar ciertos niveles de competitividad.
Las instituciones involucradas en la rúbrica incluyen, además del CONIAF, a  la Asociación Dominicana de Ingenieros Agrónomos (ADIA), la Asociación Nacional de Profesionales Agropecuarios (ANPA), el Colegio Dominicano de Médicos Veterinarios (COLVET), y el Núcleo de Ingenieros Agrónomos  del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CDN-CODIA)
Danilo Severino, presidente de la ANPA, dijo que “ciertamente, la labor del CONIAF tiene un gran impacto en el aumento de la producción, lo que va en beneficio tanto de los técnicos y profesionales como de los productores”.
Mientras, César Matos, presidente de la ADIA, indicó que los gremios “vamos a respaldar todos los esfuerzos que realiza el CONIAF a favor de nuestros profesionales”, en tanto que, Héctor Rivera, del Núcleo de Ingenieros Agrónomos del CODIA, y Félix Flores, del COLVET, destacaron la necesidad del convenio para el fortalecimiento académico de sus miembros.
Juan Chávez, director del CONIAF, agradeció el reconocimiento de los gremios a la labor de la institución, y dijo que le satisface “trabajar juntos para enfrentar los retos de inocuidad, competitividad y sostenibilidad ambiental”.
Puntualizó que con la firma del acuerdo se busca actualizar los conocimientos de los Ingenieros Agrónomos, Agrónomos, Médicos Veterinarios, Ingenieros Forestales, Biólogos, investigadores y productores líderes, entre otros, a fin de que puedan desarrollar, optimizar y gestionar la cadena de valor agrícola y su entorno, velando por su sustentabilidad, inocuidad y/o seguridad alimentaria.
“Este convenio busca mejorar  la capacidad del país para enfrentar los obstáculos  que presenta el DR-CAFTA mejorando  las capacidades de técnicos e investigadores para operar los principales procesos de las principales agro-cadenas en la agricultura de  exportación para mejorar la productividad”, expresó.
Dentro de los procesos resaltan el uso de buenas prácticas en el manejo de fertilizantes, plaguicidas,   para mejorar  la inocuidad  como componente principal  de la competitividad, manejo pos cosecha, algunas áreas prioritarias de la pecuaria como patología animal, cadena lechera, peritaje y sostenibilidad  ambiental como eje transversal a cada proceso.
El CONIAF y los gremios buscan dar continuación a la estrategia de propiciar  la capacitación en  cultivo de productos no tradicionales como pitahaya,  guanábana, cajuil, tamarindo, granada, hierbas aromáticas, limoncillo, limón criollo, pera criolla, zapote y cereza, entre otros
Una reciente Propuesta para el Desarrollo Integral del sector Agropecuario de la República Dominicana, auspiciada por el CONIAF, incluye un programa de capacitación para profesionales en servicio y otro para el relevo generacional, cuyos objetivos coinciden con el del convenio, de modernizar esa importante actividad económica.
Además, el Plan de Acción del sector agropecuario contemplado para el cuatrienio 2016-2020, del presidente Danilo Medina, incluye la implementación del Servicio de Extensión e Innovación Agropecuaria, con un enfoque moderno de desarrollo integral del sector.
La firma del convenio responde a las sentidas necesidades de capacitar a técnicos y profesionales para la transferencia de conocimientos y tecnologías agropecuarias para el desarrollo de la zona rural del país.

Uno de los servicios básicos que ofrece el CONIAF incluye la impartición de charlas y conferencias científicas, así como talleres y cursos de capacitación a técnicos y productores de todo el país, para mejorar la competitividad, aumentar la producción y productividad, y generar mayores ingresos para los productores nacionales.

martes, 8 de noviembre de 2016

VALLE NUEVO: ¿BIEN COMÚN O GANANCIA PRIVADA?


Valle Nuevo, Constanza

El pasado 29 de septiembre, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales emitió la resolución Nº14/2016 prohibiendo la actividad agrícola y ganadera dentro del Parque Nacional Valle Nuevo.

Uno de los objetivos que se busca con esta disposición, es revertir el problema creado por un reducido grupo de personas que han dedicado parte de los terrenos de este Parque Nacional a la producción agrícola y pecuaria.  Este cambio de uso del suelo, ha alterado la dinámica natural del ecosistema, que ha acabado desecándose, perdiendo así su capacidad para regular el flujo hídrico.

Entre las razones para declarar a Valle Nuevo Parque Nacional, están sus objetos de conservación[1], su alto endemismo[2], y particularmente, los servicios ambientales de regulación y provisión de agua que ofrece, y que resultan esenciales para el mantenimiento de la calidad de vida de una parte considerable de la población dominicana.

En efecto, la gran cantidad de ríos, arroyos y humedales que allí nacen, abastecen de agua a más de 3 millones de personas[3]. Esto equivale al 33,24% de la población nacional (1) distribuida en las ciudades de Santo Domingo, San Cristóbal, Baní, San José de Ocoa, Villa Altagracia, Bonao, Constanza, Jarabacoa, Rancho Arriba y muchas otras pequeñas comunidades.

Estos cauces, alimentan las presas de Sabana Yegua, Jigüey, Aguacate, Valdesia, Blanco, Hatillo y Las Barías, que en conjunto generan unos 251MW (2), equivalentes al 48% del total de la capacidad instalada de generación hidroeléctrica del país (3). Este hecho evita la emisión a la atmósfera de 175.700 toneladas de CO2 / año[4]ya que esta energía no es generada por combustibles fósiles. Adicionalmente, las presas de Pinalito, Tireo, Tireíto y Arroyón también acumulan el agua que proviene de este Parque Nacional.

Valle Nuevo es además un soporte indispensable para la seguridad alimentaria nacional. Sus aguas se canalizan a través de importantessistemas de riego como Ysura, Marcos A. Cabral y Yuna-Caracol, que irrigan más de 35.000 ha (más de 556.500 tareas[5] nacionales) beneficiando a alrededor de 16.000 productores agrícolas, que producen una gran cantidad y diversidad de cultivos. (4) (5)

Teniendo en cuenta lo anterior, la integridad de este Parque Nacional resulta estratégica para la seguridad nacional, y el Estado tiene la obligación de proveer los medios necesarios para su conservación, y con ello, garantizar el bienestar de la población.

Por definición, los parques nacionales son espacios creados para:
  •         Proteger la integridad ecológica de los ecosistemas
  •     Excluir explotaciones y ocupaciones intensivas que alteren los ecosistemas
  •         Proveer la base para crear oportunidades de esparcimiento, de actividades científicas, educativas y recreativas

De acuerdo con la Ley sectorial sobre Áreas Protegidas (202-04), las actividades permitidas en un parque nacional son investigación científica, educación, recreación, turismo de naturaleza o ecoturismo, infraestructuras de protección y para investigación, infraestructuras para uso público y ecoturismo en las zonas y con las características específicas definidas por el plan de manejo y autorizadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. (6)

Paradójicamente, los productores asociados en el Bloque de campesinos de Valle Nuevo se presentan como afectados y víctimas de la medida adoptada por Medio Ambiente; cuando en realidad están violando la ley, y al hacerlo, ponen en riesgo los recursos que este Parque Nacional brinda al país.

La explotación agrícola en Valle Nuevo no es una opción; quienes la practican se han dedicado a generar confusión desinformando a la sociedad.

A pesar de la flagrante violación a la ley, se respeta la inversión realizada, y en lugar de ser sancionados, se les ha otorgado un plazo hasta finales de enero de 2017 para que cosechen los predios que estaban sembrados al momento de emitir la resolución, así como para desmantelar la infraestructura y retirar equipos, insumos e implementos. 

Hay que tener en cuenta, que no se actúa contra los propietarios de terrenos, una buena parte de quienes protestan por la medida, son ocupantes ilegales, jornaleros o integrantes de un sistema de aparcería que solo ha servido para expandir la frontera agrícola dentro del Parque Nacional. El desalojo, planteado solo para sacar la agricultura del parque, es una medida pertinente.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales ha tomado una decisión valiente, oportuna y necesaria, que vela por el interés de la mayoría en aras del bien común.   Tiene ahora el deber de gestionar un proceso de regularización apegado al derecho.


Referencias

1. Oficina Nacional de Estadística. http://www.one.gob.do/. [En línea] 2016. [Citado el: 24 de octubre de 2016.] http://sicen.one.gob.do/.
2. Egehid. http://www.hidroelectrica.gob.do/Inicio.aspx. [En línea] 2013. [Citado el: 24 de octubre de 2016.] http://www.hidroelectrica.gob.do/CentralesInfo.aspx.
3. Worldwatch Institute. Aprovechamiento de los recursos de energía sostenible de la República Dominicana. Washington, DC : s.n., 2015. pág. 206.
4. Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. http://www.ambiente.gob.do/. [En línea] 29 de septiembre de 2016. [Citado el: 23 de octubre de 2016.] http://www.ambiente.gob.do/ambienterd/anuncian-intervencion-y-recuperacion-del-parque-nacional-valle-nuevo/.
5. INDRHI. http://www.indrhi.gob.do/. [En línea] 2013. [Citado el: 2016.] 24. http://www.indrhi.gob.do/index.php/infraestructura/sistema-de-riego.
6. Congreso Nacional. Ley sectorial de áreas protegidas. Santo Domingo: s.n., 2004. Ley 202-04.


[1] Bosque de coníferas, bosque nublado, bosque latifoliado, manaclares, cabeceras de ríos, anfibios y mamíferos
[2] Término que indica que la distribución de una especie está limitada a un ámbito geográfico reducido y que no se encuentra de forma natural en ninguna otra parte del mundo.
[3] Estimación basada en los datos del censo de 2010
[4] Aplicando un factor de 0,7 kg/Kw en caso de que fuese generada por combustibles fósiles (carbón, gas natural y derivados del petróleo como, fuel oil, gasoil, bunker C, etc.)
[5] Medida de tierra que equivale a 629 m2 

viernes, 4 de noviembre de 2016

PRESIDENTE MEDINA RECIBE COMISIÓN DE LOS GREMIOS AGROPECUARIOS

De izquierda a derecha: Juan Alejo Féliz, Faustino Montero, Manuel Velázquez, Juan Marte, Kenia Vizcaíno, Danilo Severino, Danilo Medina (presidente de la República), Héctor Rivera, Félix Flores, César Matos, Gustavo Montalvo (ministro de la Presidencia, detrás), Angel de León Felipe y Ríchard Mercedes.
En la mañana de hoy, viernes 4 de noviembre 2016, en una cita puntual pautada para las 10:00 a.m., el Presidente de la República, Lic. Danilo Medina, se reunió en el Palacio Nacional con una nutrida comisión de representantes de los gremios profesionales del Sector Agropecuario.

En dicho encuentro el Presidente Medina compartió los puntos de vista de los profesionales en torno a la situación actual del sector, y particularmente la parte que  afecta el ejercicio de los profesionales. En ese orden el presidente de la Asociación Nacional de Profesionales Agropecuarios (ANPA), el ingeniero agrónomo Danilo Severino, quien desempeñó el papel de vocero de la comisión, le presentó y entregó por escrito los proyectos:
1. Para mejorar los salarios de los profesionales en la escala desde los 30 mil pesos para los técnicos categoría IV, 35 mil para la categoría III, 40 mil para la categoría II y 45 mil para la categoría I;
2. Para pensionar a 476 profesionales con el beneficio del seguro de salud;
3. Para la terminación de los clubes de los profesionales agropecuarios, en Santo Domingo, La Vega, Baní, Santiago e Higüey;
4. Para la construcción de proyectos de viviendas en Santo Domingo y Barahona, propuesta que fue explicada por el presidente de ADIA, el ingeniero agrónomo César Matos.

El Presidente Medina autorizó al Lic. Gustavo Montalvo, Ministro de la Presidencia, quien lo acompañó a lo largo de toda la reunión, para que integre una comisión y sirva de canal para hacer llegar hasta el presidente las propuestas de desarrollo de proyectos productivos en las principales regiones del país.

Debido a la insistencia del ingeniero Severino, en el sentido de que la reivindicación que beneficia de manera transversal a todos los profesionales es el aumento salarial, el presidente Medina aclaró: “Severino, tú no tienes que motivarme, yo ya estoy motivado. Quiero que me envíen también las propuestas de proyectos productivos de profesionales, que sirvan de modelo para los campesinos".

El ingeniero Danilo Severino, quien habló en nombre de todos los gremios, agradeció al Presidente de la República por haber sido tan receptivo y comprensivo  ante los planteamientos de los dirigentes gremiales.

El presidente de la ANPA expuso al mandatario la falta de pago del bono por desempeño en el Ministerio de Agricultura que aún debe parte del año 2013, y adeuda el pago del 2014 y 2015; mientras que en el Instituto Agrario dominicano falta por pagar el año 2015. El presidente de la República solicitó que se le hiciera llegar la solicitud por escrito para gestionar el pago de esos bonos, por lo que el Comité Intergremial se reunió después de concluir la visita al presidente y le envió dicha reclamación mediante correspondencia oficial.

Por último, el presidente del Colegio de Médicos Veterinarios (Colvet), Dr. Félix Flores, informó al presidente la delicada situación que se está dando en la Dirección General de Ganadería (DIGEGA) debido a las violaciones reiteradas al protocolo para el manejo de la brucelosis y tuberculosis bobinas, lo cual tiene graves implicaciones sanitarias. Dadas las graves implicaciones de estas enfermedades el presidente Medina le solicitó al presidente Colvet que le hiciera llegar por escrito un informe por medio del ministro Montalvo.


Santo Domingo, D. N.
4 de noviembre del 2016
DIRECCIÓN DE PRENSA