jueves, 9 de abril de 2015

ADIA ADVIERTE SOBRE NUEVA PLAGA PARA LA AGRICULTURA


Mediante declaración escrita suministrada a este medio durante la rueda de prensa de este 7 de abril en curso, la Asociación Dominicana de Ingenieros Agrónomos (ADIA) advirtió al país sobre la introducción de una nueva plaga de importancia cuarentenaria para la agricultura. De acuerdo con las declaraciones de su presidente, César Matos, la brecha de seguridad que se ha abierto para el ingreso de nuevas plagas y enfermedades al país se debe a la pobre gerencia técnica del actual ministro de agricultura y el deterioro de los servicios de Sanidad Vegetal en los distintos puntos de ingreso al país con materiales frescos de origen agropecuario. Los funcionarios mantienen oculta esta nueva amenaza, que ya ha sido identificada, para aminorar el impacto de un nuevo escándalo.

El presidente de la Asociación Dominicana de Ingenieros Agrónomos reconoció que el amor al dinero de muchos funcionarios alrededor del ministro Ángel Estévez ha erosionado la calidad de los servicios técnicos que se ofrecen a los productores, exportadores e importadores. Existe actualmente en Sanidad Vegetal una cadena de corrupción que ha echado fuera del sistema de cuarentena a los profesionales más idóneos para el desempeño de estas funciones, y han ingresado “técnicos” que solo se preocupan de cobrar un peaje a los exportadores e importadores. Subrayó que esa es la causa principal por la que ya tenemos en el país la Ceratitis capitata (mosca del mediterráneo).

Sobre la introducción de la mosca del mediterráneo, César Matos indicó que el principal responsable es el ministro de agricultura, Angel Estévez y  Emigdio Gómez, director de Sanidad Vegetal, quienes firmaban conjuntamente las autorizaciones para el tránsito del mango peruano contaminado (al menos los tres últimos embarques), en franca violación a la resolución 84/96, la cual establece el protocolo de seguridad para el tránsito de vegetales y frutas frescas que tocan puertos dominicanos.

Por otro lado, el presidente de los ingenieros agrónomos consideró insólito que después de haber arruinado la economía agropecuaria del país, cuatro meses después, estos funcionarios sigan en sus cargos como si nada hubiera pasado. Señaló que la irresponsabilidad, principalmente de estos últimos dos funcionarios, anula por completo los esfuerzos que ha hecho el gobierno durante los últimos dos años (una inversión de más de 30 mil millones de pesos) para mejorar los sistemas agrícolas, la logística y la calidad de nuestros productos de exportación.

El ingeniero agrónomo César Matos señaló que para restablecer la imagen del país en el exterior, y para recuperar la confianza de nuestros productores y exportadores en las autoridades, se va a llevar un poco de tiempo. El Presidente de la República tiene que enviar una señal bien clara a todos los actores, y esto solo se puede lograr destituyendo de sus cargos a los principales responsables de la debacle que se ha venido sobre nuestras exportaciones. Es cuestión de lógica, no se puede permitir que estos dos funcionarios repitan el daño causado, hay que reordenar el Ministerio de Agricultura para el bien de todo el país.

Indicó César Matos que tomará tiempo recuperar el ritmo de las exportaciones de frutas y vegetales frescos a los Estados Unidos y Europa. El país esperaba exportar 2 mil millones de dólares en frutas y vegetales durante el año 2015, pero que este volumen disminuirá significativamente por la desconfianza creada sobre los productos dominicanos a raíz de la aparición de la terrible mosca del mediterráneo, que daña la pulpa de los frutos, acelera su putrefacción y los hace inaceptables en los mercados.

La ADIA lamentó que el actual ministro de agricultura en lugar de armonizar con los profesionales agropecuarios siga persiguiendo y marginando a profesionales competentes y con vasta experiencia; y nombrando en su lugar a “sus amigos”, sin ninguna capacidad para ejercer cargos de alta responsabilidad técnica. Resaltó que desde el mes de julio del 2014 el ministro Angel Estévez viene negándose a dar cumplimiento a los acuerdos con los gremios de profesionales agropecuarios, los cuales establecen incrementar los salarios hasta 35 mil pesos, así como una mejoría en las condiciones de trabajo para el buen desempeño de sus funciones en las distintas áreas de trabajo.

SANTO DOMINGO, D. N.
07 DE ABRIL 2015

DIRECCIÓN DE PRENSA ADIA


COMISIÓN ELECTORAL ADIA ANUNCIA CIERRE INSCRIPCIONES



martes, 31 de marzo de 2015

PRIMER SORTEO AGROPECUARIOS EMPRENDEDORES


El “Sorteo Agropecuarios Emprendedores” es un programa que tiene como objetivo gestar, acompañar y desarrollar iniciativas emprendedoras de grupos de profesionales de nuestro sector, con el interés de estimular el ejercicio alternativo de la agronomía en las actuales condiciones de globalización y libre mercado. Integramos también, a través de este programa, todas las profesiones y actores del sector agroalimentario, buscando especialmente ofrecer oportunidades de trabajo decente a la juventud y la mujer rurales, mediante la creación de encadenamientos productivos.

Adquiriendo nuestros boletos del sorteo del 31 de mayo del 2015 estarás haciendo un valioso aporte en pro de un sector agroalimentario más justo, solidario, innovador y competitivo.

Por último, les rogamos completar el pago de los boletos adquiridos mediante cheque o transferencia bancaria a nombre de:
ASOCIACIÓN DOMINICANA DE INGENIEROS AGRÓNOMOS (ADIA)
BANCO DE RESERVAS

CUENTA CORRIENTE No. 013-002554-2

martes, 24 de marzo de 2015

ADIA SE PRONUNCIA SOBRE MOSCA DEL MEDITERRANEO


En la Fotografía, de izquierda a derecha: Gladis Taveras, César Matos, Máximo Herrera y José Isabel.
La Asociación Dominicana de Ingenieros Agrónomos (ADIA) hizo un llamado, este lunes 23 de marzo del año en curso, a todos los ingenieros agrónomos que llevan la asistencia técnica a los productores de frutas y vegetales, para que sumen sus esfuerzos, en coordinación con el Departamento de Sanidad Vegetal, participando en el monitoreo de todas las especies de moscas que potencialmente puedan afectar los vegetales y frutas de exportación, poniendo énfasis en la identificación de la Mosca del Mediterráneo (conocida como MoscaMed); medidas necesarias para su posterior aislamiento y erradicación.

La ADIA por medio de su vocero, el ingeniero César Matos, señaló en el documento suministrado a la prensa que al momento en que las autoridades norteamericanas pusieron restricciones a las importaciones dominicanas, no se han producido pérdidas económicas importantes a la economía, a no ser de que se trate de compromisos futuros que se puedan cancelar en lo referente a las exportaciones de frutas y vegetales. Sin embargo serán los productores locales los que afrontarán los mayores retos económicos ya que recibirán el impacto directo por la cancelación de los pedidos reservados a futuro.

En su comparecencia ante la prensa el ingeniero Matos señaló que en todas las instancias hay responsables directos por el ingreso de la Mosca del Mediterráneo. Todo capitán que guía una nave es responsable por haberla llevado a buen puerto o por haber permitido su naufragio. Ese capitán es el Ministro de Agricultura. Agregó que a los oídos del ministro llega oportunamente toda la información sensible, como son los casos de la introducción de potenciales amenazas externas para la agricultura y la ganadería del país; para eso existe el Servicio de Cuarentena Vegetal y Animal. Lo que pasa es que los oídos de un Ministro tienen que estar prestos para escuchar, acatar e implementar las recomendaciones técnicas.

Por otra parte César Matos señaló que los profesionales agropecuarios competentes para brindar servicios y la debida vigilancia fitosanitaria a los importadores y exportadores de productos agropecuarios, en los puertos, aeropuertos y puntos fronterizos a menudo son manipulados y desautorizados al momento de tomar decisiones claves e implementar los protocolos establecidos para mantener el país libre de amenazas externas. Explicó que “la cuarentena animal y vegetal es un servicio que no puede estar por debajo de ninguna otra autoridad, ni aduanal, ni migratoria, ni política, porque al violentar su autonomía se vulneran los protocolos de seguridad, y se expone a los daños todo un país, en especial su economía. Este tipo de inconveniente ha sido la causa de que reputados profesionales hayan abandonado la carrera e incluso  el país, porque no se respeta el ejercicio de sus funciones.

Amplió el presidente de los ingenieros agrónomos, César Matos, que a todo esto se agrega el estado de pobreza y calamidad con que se desempañan los profesionales agropecuarios en sus funciones de investigación, capacitación y extensión en la República Dominicana. Señaló que han sido reiteradas las denuncias del estado calamitoso de las oficinas del sector agropecuario, de su parque de maquinarias y transporte, así como la falta de combustible. Señaló que para muestra, es patético que el sistema dominicano de investigaciones agropecuarias y forestales se desempeña con el mismo presupuesto desde el año 2000, y que los profesionales agropecuarios tienen congelados los salarios con el equivalente del año 1992. En ese sentido apuntó, contraviniendo el punto de vista del Ministro de Agricultura, que lo único que está en su mejor momento en el sector agropecuario es la nueva política de crédito y financiamientos para el sector. Un sector que crece al 3.6% anual, cuando el promedio histórico es el 12% anual, no puede estar en su mejor momento.

César Matos, quien preside a los ingenieros agrónomos del país por el período 2013-2015,  concluyó llamando al Presidente de la República a crear un fondo de contingencia para ir en auxilio de los productores que serán afectados por las restricciones impuestas a las exportaciones dominicanas y al mismo tiempo superar el estado de pobreza y calamidad con que realizan su trabajo los profesionales del sector. Señala que esta es una oportunidad de lujo para revertir el daño económico que pueda ocasionar la mosca del mediterráneo y de mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los recursos humanos dominicanos que se desempeñan en el sector, evitando la deserción del personal más calificado y su posterior migración. De lo contrario la tendencia sería el estancamiento de las exportaciones de frutas y vegetales, las cuales ascendieron en el 2014 a alrededor de 1,100 millones de dólares. Para el 2015 se esperaba que superaran los 2000 millones de dólares, pero el resultado es todavía un pronóstico reservado.

César Matos recomendó al presidente Danilo Medina conforme una contingencia de 1000 millones de pesos para rescatar el sector, 500 millones para fortalecer las estrategias regionales de investigación, capacitación y extensión, a los fines de proteger y mejorar la competitividad de nuestros sistemas productivos, y 500 millones para mejorar las condiciones de trabajo y de salario de más de 4000 profesionales agropecuarios, ya que peor sería contratar consultores extranjeros para desempeñar funciones que son estrictamente competencia nuestra.

DIRECCIÓN DE PRENSA ADIA
Santo Domingo, D. N.
23 de marzo del 2015

NOTICIAS RELACIONADAS:
Cosas Nuevas RD
El Nuevo Diario
Bohechío Digital